“Leer a otros”: una propuesta para dar alma a los textos

Muchos llegamos a la lectura y al gusto por los libros porque, en algún momento, alguien nos leyó un cuento, una poesía, una historia que nos atrapaba y nos dejaba con ganas de saber más. Alguien que nos lea con pasión, puede marcarnos un antes y un después en nuestra relación con los libros y con la lectura.

Con el eje puesto en esto, y presentada como Acción de Extensión en Emergencia, se abre la convocatoria a participar del Taller de Animación a la Lectura “Leer a otros”, creado y coordinado por las docentes Diamantina Miño y Cynthia Lazzaroni, que empezará el 6 de junio a las 15 hs., de forma virtual.

La propuesta está destinada a mayores de 18 años, con una duración de 4 encuentros que se llevarán a cabo el 6 de junio, el 4 de julio, el 1 de agosto y un cierre en el mes de septiembre que apunta a ser presencial.

Los objetivos de la Acción son, en primer lugar, formar mediadores de lectura, es decir, estas personas que contagian y comparten el placer por leer a través de sus voces y lecturas, promover la lectura en voz alta, reflexionar sobre el propio camino lector, revalorizar las experiencias como lectores de libros de literatura, entre otros.

La actividad principal será la lectura de textos literarios que podrán realizarse en voz alta o en silencio, en grupo o individual, dependiendo de la dinámica propuesta en cada encuentro. A su vez, se escucharán las impresiones de los textos leídos que surjan espontáneamente.

Así, “Leer a otros” se presenta como un espacio para que diferentes personas que comparten el gusto por leer se encuentren con un fin común. En este espacio de participación voluntaria pasan cosas que difícilmente podrían pasar en el aula de Literatura convencional.

Para más información e inscripciones: cynthia.lazzaroni@uner.edu.ar

¿Qué busca “Leer a otros”?

La lectura constituye una importante forma de crecimiento tanto personal como social porque es un espacio de encuentro con uno mismo y con los otros. El aprendizaje de la lectura como actividad social se da desde la infancia a partir de las experiencias junto a otras personas que, en diversos ámbitos y circunstancias, asumen el rol de mediadores de lectura.

En muchos casos, los padres suelen ser los primeros mediadores de lectura y los hijos de esos padres son quienes llegan a la escuela, convertidos en lectores que disfrutan de los momentos de lectura escolar. Sin embargo, no todos los niños tienen modelos lectores en sus hogares porque sus padres no han sido expuestos al proceso lector. Es en este momento, que el papel de un mediador de lectura es fundamental, puesto que es quien puede propiciar un acercamiento a la lectura.

Esa función es la que motivó a las docentes a proponer un taller de animación a la lectura, ya que para ser mediador también se requiere formar parte de un proceso de aprendizaje, en este caso, el de la lectura. Lo que significa involucrarse en lo que una persona lee, cómo lo lee, en las necesidades de conocimiento y las habilidades lectoras que posee.

Por su parte, debido a esta situación de emergencia sanitaria que nos encuentra en nuestros hogares se propone trabajar desde la virtualidad con quienes, de manera voluntaria, se animen a participar de experiencias lectoras en espacios alternativos, buscando formarse como mediadores de lectura.