Estudiante de México culmina su intercambio en la Facultad

omar 2Omar López es oriundo de la ciudad de Xalapa capital del estado de Veracruz, México y está desde julio de este año en Concordia realizando un intercambio estudiantil en la Facultad de Ciencias de la Alimentación (UNER) a través del Programa Jovenes de Intercambio México – Argentina (JIMA). Se siente uno más y confiesa que ya está empezando a extrañar. Culminó con éxito la cursada de dos materias y dos créditos y ahora extenderá su estadía hasta enero para conocer más la Argentina.

Dueño de una gran simpatía y cordialidad, Omar se hizo de muchos amigos y  siente que el intercambio en general es una excelente oportunidad para crecer en todos los sentidos, como es la gran experiencia académica, cultural y personal que he tenido a lo largo de este tiempo.

“Tomar clases en otra parte del mundo, conocer más a fondo la cultura de alguien más, y principalmente, conocer y recibir un excelente trato por parte de los concordienses, y argentinos como tal, es lo mejor que me paso, y así poder cambiar la mala idea que, desgraciadamente, se tienen de los oriundos de este gran país”. “Antes de venirme mis compañeros me cargaban y vine preparado para lo peor me encontré que me recibieron con una gran hospitalidad y todos fueron muy amables conmigo. Ya los estoy extrañando….”.

 ¿Cómo fue tu adaptación a un nuevo país y su cultura?omar 5

Mi adaptación en el país, relativamente fue muy rápida, no tuve problema alguno relacionado a la cultura, salvo los horarios de siesta, ya que se cierran todos o la mayoría de los comercios en la ciudad. Pero a lo que más me costó adaptarme, en un principio, fue a los sabores de los diversos alimentos, debido a que por mi cultura culinaria, los sabores mexicanos son un poco más “fuertes”, es por ello que en un principio la comida la sentía un poco más simple.

¿Cómo te sentiste en relación al nivel académico que traías con respecto a los contenidos que viste acá?

Debido a que mi formación universitaria está más enfocada al área clínica y farmacéutica, muchas cosas, o la mayoría de los temas tratados en algunas materias, principalmente en saneamiento y lácteos, fueron nuevas e interesantes para mí, unas de ellas complicadas, pero afortunadamente aprendí, entendí y comprendí la mayoría de los temas desarrollados.Con respecto a la forma en que recibí las clases y la realización de tareas/prácticos, fueron muy parecidas a la forma de enseñanza y exigencia académica que en mi facultad de origen, con las diferencias que en mi universidad las clases prácticas y teóricas  son y se evalúan de manera independiente, siendo condicionante para aprobar la teoría haber aprobado la practica (mejor conocido como laboratorio), los exámenes siempre son escritos (los exámenes parciales no son obligatorios, por lo que depende del académico titular aplicarlos o no), en general, los exámenes valen el 80% de la calificación final de la asignatura, el otro 20% se evalúa con tareas, trabajos, actividades, entre otras cosas relacionadas.

¿Qué materias cursaste?omar 4

Dentro de esta estancia académica cursé: Inglés I, Procesos Industriales III (referente a la Industria Láctea), Aseguramiento y Control de la Calidad en Alimentos y Saneamiento e Higiene Industrial.

¿Pudiste hacer actividades afuera de la Facultad no relacionadas estrictamente con lo académico?

Sí, tuve la oportunidad de practicar en la semana volley ball con estudiantes de la facultad, así como de salir regularmente por la ciudad en bicicleta o trotar por el Parque San Carlos. También pude, unos cuantos días, adoptar un poco sus costumbres de salir a pescar en el Río Uruguay y tomar mate en diversos puntos turísticos de la ciudad como es la Costanera. También pude realizar otras actividades recreativas-deportivas al aire libre, visitas a museos, etc., aunque no fueron muy constantes.

Si tuvieras que destacar algo de la Facultad donde te tocó cursar ¿qué mencionarías?

El gran apoyo que tienen los estudiantes para realizar estudios, visitas y/o recorridos a industrias u otros eventos académico, culturales y profesionales que hay a lo largo del país, que ayudan a su crecimiento académico, por parte de la facultad y la universidad como tal. También,  el “verdadero” sistema educativo gratuito que hay en el país, tanto para nacionales como para extranjeros. Así como el gran intervalo de edad que hay entre los estudiantes.

Omar cuenta que en su Universidad, además de un examen de admisión para entrar,  se debe pagar el ingreso con un monto significativo para los mexicanos. Además, tienen una especie de cooperadora a la que tienen que aportar y cada año pagar la reinscripción. Otra gran diferencia con el sistema argentino es que los estudiantes de la Universidad pública en México en el último año de estudios de todas las carreras tienen una materia denominada “Servicio Social” y tienen que trabajar durante todo el año 8 horas diarias para devolverle al Estado lo que invirtió en su carrera.

¿Pudiste conocer otros lugares de Argentina?

Sí, afortunadamente ya pude conocer otras ciudades del país, como fueron: Mar del Plata, para tomar el Crédito de Industrias Pesqueras; Río Cuarto, al asistir a una Reunión de Estudiantes de Ingeniería; un poco de la Ciudad de Buenos Aires, al ir a las Exposiciones TecnoFidta y Tecnópolis; Concepción del Uruguay, para realizar mis trámites correspondientes ante migraciones; Gualeguaychú, al evento deportivo “Interfacultades”; y las ciudades de Puerto Iguazú, San Ignacio, Rosario, Santa Fe y Paraná, por cuestiones de turismo.

El Programa JIMA  surge de la base del Convenio de Colaboración Académica, Científica y Cultural, celebrado entre la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) de la República Mexicana y el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) de la República Argentina, el cual dio lugar a la firma de un Acuerdo Específico de Cooperación para el Intercambio de Estudiantes de grado, entre 5 Universidades Argentinas (Universidad Nacional del Litoral, Universidad Nacional de Córdoba, Universidad Nacional de Cuyo, Universidad Nacional de Tucumán y Universidad Nacional de Luján) y 5 Universidades Mexicanas (Universidad de Colima, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Universidad de Guanajuato, Universidad Autónoma de Tamaulipas y Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo).

 

 

2 respuestas a “Estudiante de México culmina su intercambio en la Facultad”

  1. Fabian Andrés Herazo Centanaro dice:

    Hola buenos días, soy un estudiante de ingeniería de alimentos de la universidad de Córdoba, Colombia, oriundo de Sincelejo, Sucre, me gustaría recibir mas información del intercambio para poder gozar de experiencias como estas, pudiendo analizar y comparar las diferencias entre mi formación académica y la que ofrecen otras instituciones, además de tener la oportunidad de conocer otras culturas claro, gracias por la atención a la espera de una satisfactoria respuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.