Andrés Chaijale: aromas, sabores y experiencia

Desde las sierras cordobesas, el reconocido chef Andrés Chaijale llegó a la ciudad de Concordia a compartir sus recetas, tips y conocimientos y, por sobre todo, su amor por la docencia y la cocina.  

Recorre el país a lo largo y a lo ancho realizando capacitaciones y, hace más de 10 años, forma parte del plantel docente la UNER, específicamente de la Facultad de Ciencias de la Alimentación en nuestra ciudad y de la Facultad de Bromatología en Gualeguaychú. “A Concordia ya la siento mía”, afirmó el chef en conversación con la Radio de la UNER.  

Con la mirada atenta de los alumnos que llenaban el aula, atentos y con preguntas constantes para “sacarle el jugo”, el  primer y segundo año de la Tecnicatura en Gestión Gastronómica (TGG), coordinada por Alex Marinucci, practicó platos y recetas de la mano de Andrés, durante una semana entera.

“La gastronomía está sorteando una efervescencia muy particular. Hemos entrado en la mira mundial y hay varios cocineros, que con el trabajo de muchos años, hoy pueden mostrar la capacidad que tienen y tenemos como profesionales. La inmensidad de nuestro territorio hace que podamos contar con una inmensa cantidad de ingredientes. Antes se pensaba que lo que le daba calidad a un menú era algún producto importado, raro o exótico. Hoy estamos en una etapa de madurez culinaria, orgullosos de lo que creamos, cultivamos y producimos en nuestro país y eso se lo estamos mostrando al mundo”, comentaba Andrés.

A su vez, Chaijale reconoció la importancia y la incidencia de la gastronomía en todo lo relacionado con el turismo, donde las grandes ferias gastronómicas se convierten en vidriera, traspasando cualquier tipo de frontera.

En relación a la transición histórica de las excelencias culinarias, en la entrevista se comentó el lugar que se ganó Francia, luego alcanzado por España y, en Latinoamérica, México, Perú y Brasil con la revalorización de los productos del Amazonas. No obstante, un cocinero argentino, Mauro Colagreco, es reconocido como el mejor chef en Francia, quien, en su momento, se fue a Europa con una mano atrás y otra adelante. Chaijale remarcó este punto, ya que nunca en la historia de la gastronomía, un argentino había sido elegido como el mejor chef en ese país, sentando un importante precedente. La puesta en valor de la cocina argentina y de lo autóctono pone a nuestro país en un escalón alto, al nivel de países europeos.

En la entrevista, el chef puso de relieve la importancia de saber enseñar cocina: “No todos los que saben hacer pueden transmitir este conocimiento, como en cualquier ámbito. El paso del tiempo hizo que la Argentina pueda consolidar escuelas muy buenas de gastronomía. Hoy la receta es una herramienta de trabajo, pero más importante que la receta es el saber hacer”.

En este contexto de transmisión de conocimientos, muchos de los graduados de la Tecnicatura de la Facultad de Ciencias de la Alimentación, que ya lleva 12 años, ocupan hoy lugares preponderantes en la cocina de nuestra ciudad, a lo que Andrés se refirió como el cierre de un círculo.