Nuevos doctores en Ciencia, Tecnología y Gestión Alimentaria

by

Luz Marina Zapata y Juan Manuel Castagnini egresados de la Facultad de Ciencias de la Alimentación (UNER), efectuaron la defensa de sus tesis doctorales alcanzando la más alta calificación por la calidad de los trabajos expuestos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEl viernes 11 de julio en la Sala de Conferencias de la Facultad se realizó el acto de defensa de Zapata que fue transmitido por video conferencia  al edificio  de la Universidad Politécnica de Valencia donde se encontraba reunido el tribunal de jurados de la UPV.

En su tesis  denominada: “Obtención de extracto de antocianinas a partir de arándanos para ser utilizado como antioxidante y colorante en la industria alimentaria”,  se abordó el estudio del proceso de extracción de antocianinas a partir de arándanos frescos y el uso de los extractos obtenidos en un producto alimentario. Las antocianinas son flavonoides responsables del color de los frutos del arándano. Estos compuestos son interesantes por su impacto sobre las características sensoriales de los alimentos, ya que se pueden utilizar como colorantes alimentarios naturales. Además, debido a su elevada actividad antioxidante, presentan potenciales beneficios para la salud.

Marina obtuvo la calificación más alta: sobresaliente con mención CUM LAUDE. Los directores de la tesis fueron los Dres. Gabriela Clemente Polo y Juan Andrés Carcel Carrión y la estructura académica responsable fue el Instituto Universitario de Ingeniería de Alimentos para el Desarrollo (UPV). Programa de Doctorado UPV-FCAL (UNER).

Este Programa de Doctorado, se enmarca en un acuerdo de cooperación internacional firmado por la Universidad Nacional de Entre Ríos y la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y  se puso en marcha en 1999, como una estrategia para aportar al desarrollo científico tecnológico de la región. Además de buscar un salto cualitativo y cuantitativo en lo que hace a la formación de recursos humanos altamente calificados.Juan Manuel Castagnini (1024x681)

Por su parte,  el 7 de julio pasado en  el salón de actos del edificio 3P de la Universidad Politécnica de Valencia, en Valencia España, se realizó la lectura de la tesis doctoral de  Juan Manuel Castagnini  titulada “Estudio del proceso de obtención de zumo de arándanos y su utilización como ingrediente para la obtención de un alimento funcional por impregnación a vacío”.

Castagnini es egresado  de la Facultad y  becario doctoral Programa Eurotango y también logró  la máxima calificación 10 y los miembros del jurado (por voto secreto) le otorgaron por unanimidad la mención CUM LAUDE.  Sus directores fueron Noelia Betoret Valls y Pedro Fito Maupoey y la Estructura Académica Responsable fue el Instituto Universitario de Ingeniería de Alimentos para el Desarrollo (UPV). Programa de doctorado en Ciencia, Tecnología y Gestión alimentaria.

Con la obtención del doctorado se da por finalizada la estancia de Juan Manuel en España en el marco del programa de becas Eurotango – Erasmus Mundus Action II.

Este nuevo logro  permite a la Universidad Nacional de Entre Ríos consolidar su política de formación de recursos para lograr una masa crítica estratégica que permita cumplir con su compromiso con la comunidad aportando a su crecimiento, a  través de la investigación y la excelencia académica.

 

Nuevo Ingeniero en alimentos

by

OLYMPUS DIGITAL CAMERACon una temática elegida poco común  para su proyecto final, que muestra el amplio campo laboral del ingeniero en alimentos, Fernando Maschio realizó con éxito la defensa de su trabajo egresando como Ingeniero en Alimentos  en el mes de agosto. Su proyecto denominado “Impregnación de postes con CCA y creosota. Operaciones y cálculos comunes con la ingeniería de alimentos” es un proyecto que se encuentra vinculado a la carrera desde el punto de vista de los cálculos ingenieriles.

Como justificación de la temática elegida Maschio señaló que “en los últimos quince años las inversiones en materia forestal han tenido un gran desarrollo en la zona las cuales siguen creciendo y  en la que es posible insertar alumnos,  profesionales de nuestra universidad por lo que considere apropiado proponerlo como tema de tesis”.

¿Qué cosas  le aportó el haber trabajado en este proyecto para su formación?

A tener un enfoque más global del funcionamiento de la empresa para la cual trabajo, y  sobre todo a tomar decisiones  más acertadas.

 ¿Dónde trabaja? ¿Qué tipo de actividad realiza?

Trabajo en una empresa dedicada al tema propuesto en mi tesis, tiene dos plantas una en Santa Fe y otra en Entre Ríos.

¿Cuáles son sus planes a corto y largo plazo? ??????????????????????

De momento seguir trabajando en este tipo de empresa y a largo plazo poder acercarme más a la universidad para no desvincularme de la ingeniería de alimentos ya que este tipo de empresa no es de este rubro.

¿Considera que la Facultad los preparó para enfrentar el mercado laboral actual?

Debido al gran abanico de conocimientos que nos dictan en nuestra universidad, nos prepara para afrontar de una manera muy diversa el mercado laboral.

¿Qué cambiaría y que destaca de la formación recibida como Ingeniero de alimentos?

Me parece el adecuado, y no cambiaría nada.

Ahora que ya es ingeniero, ¿qué consejo le darían a los que están estudiando o quieren comenzar esta carrera?

Para los que están cursando la carrera que se apuren a terminarla porque la formación que se da es adecuada para una inserción laboral, y para los que quieren comenzar que no pierdan más tiempo y arranquen.

¿Qué  perspectivas cree que tiene la carrera de ingeniería en alimentos considerando el incremento constante de la demanda de alimentos en el mundo?

Muy buenas y un prometedor desarrolla a corto plazo.

¿Qué rol cree que debe cumplir hoy el ingeniero en alimentos en nuestro país?

El de aprovechar al máximo las materias primas producidas en nuestro país e industrializarlas para generar alimentos seguros para el consumo.

Docente de la Facultad obtuvo su doctorado en la UBA con la más alta calificación

by

El Ing. Martín  Munitz obtuvo su título de Doctor de la Universidad de Buenos Aires en el área Química Industrial con una notificación de diez (10). Su trabajo está relacionado al sector arandanero  con importantes conclusiones para la industria.

Su investigación titulada” Arándanos:  micloflora contaminante; micotoxinas; residuos de fungicidas y cinéticas de degradación”  tuvo por objetivos identificar los hongos causantes de las enfermedades de arándanos en la Región de Salto Grande y su capacidad para generar toxinas, ya que dichas contaminaciones traen repercusiones en los rendimientos productivos y crean dificultades para la exportación de la fruta. Los resultados obtenidos en sus investigaciones son reveladores para mejorar las aplicaciones de los fungicidas.

A través de  una beca otorgada por  la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica a la que  accedió por medio de la Universidad Nacional de Entre Ríos, Munitz inició el doctorado en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales en agosto de 2009 y  tuvo que trasladarse  a Buenos Aires para poder asistir a  los cursos y  materias exigidas, debiendo  permanecer todo el 2010, presentando su tesis final el 15 de febrero pasado.

El nuevo doctor contó  cómo fue todo el proceso para la obtención de su doctorado y destacó la posibilidad de ver otras formas de trabajo. También la motivación que recibió para publicar  fragmentos de su tesis en revistas nacionales e internacionales.

“Mi directora,  Silvia Resnik,  docente de la Universidad de Buenos Aires en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, es especialista en hongos y micotoxinas, y por ese motivo  esa parte del trabajo experimental la realicé en los laboratorios de la UBA, mientras que lo relacionado a los pesticidas lo efectué en el Laboratorio de Investigación de Residuos Alimenticios de nuestra Facultad “, explicó.

¿Cómo fue la experiencia de estudiar y  trabajar con otros profesionales en otra universidad?

Se puede ver otra realidad, aprender de las vivencias y de lo que hacen otras personas en otro lado. Te abre mucho la cabeza. Nosotros estamos acostumbrados a trabajar de una forma y ellos trabajan de otra manera, no quiere decir que una sea mejor que la otra, si no que te permite rescatar lo mejor de cada lugar. Me recomendaron como escribir mi trabajo, me orientaron bastante en la parte de escritura para revistas internacionales que en nuestra Facultad no se hace tanto. En la UBA buscan mucho publicar. Cada becario, cada doctorando, inclusive los investigadores más experimentados sacan 4 o 5 publicaciones por año.  Entonces me motivaron a que, además de escribir la tesis ni bien comencé el doctorado, vaya armando cosas como para ganar tiempo y con los resultados experimentales escriba algunos papers.  Empecé con algunos artículos para una revista nacional “Ingeniería Alimentaria” y después publiqué dos en revistas internacionales y otro que está en corrección”. Las revistas son Food Chemistry donde presentó el trabajo sobre metodología cromatográfica y las curvas de degradación en campo para uno de los cinco fungicidas que estudió,  “International Journal of Fruit Science” contiene el trabajo de hongos y “Food Additives & Contaminants”, todavía en etapa de corrección.

¿Cómo se realiza la transferencia de su investigación para que llegue al sector arandanero?

La publicación en revistas tiene esa finalidad, de todos modos  nosotros tenemos generado un vínculo con algunos productores de donde obtenemos las muestras para realizar las investigaciones y los que nos traen para analizar en el laboratorio de la Facultad. Igualmente, estamos estudiando otras opciones para poder presentar esta investigación y otras  al sector.

 

 

Copyright © 2017
Facultad de Ciencias de la Alimentación.
Universidad Nacional de Entre Ríos.

Contáctenos