El Rector de la Universidad Nacional de Entre Ríos, Andrés Sabella, realizó un análisis de la situación que se vive hoy en las universidades nacionales y en UNER en particular, a raíz del atraso presupuestario que pone en riesgo el normal funcionamiento de la institución. Además, se refirió a la toma de las facultades de Ciencias de la Educación y de Trabajo Social, como así también al reclamo docente y el que se vendría de los nodocentes.

Sabella puntualizó tres puntos para marcar la actual crisis: “La Universidad Nacional de Entre Ríos, al igual que todas las universidades públicas que formamos parte del sistema universitario público argentino, se encuentra atravesando una situación presupuestaria bastante compleja. Esto se debe, básicamente, a dos o tres aspectos que podemos señalar. Uno de ellos es el retraso a la convocatoria a paritarias, fundamentalmente del sector docente, aunque también el sector nodocente tiene solicitada una apertura de paritarias. Esto, obviamente, repercute en la calidad del sistema educativo en su conjunto debido al atraso y pérdida del poder adquisitivo de los salarios de los trabajadores de la Universidad”.

El segundo punto que marcó el Rector de UNER “tiene que ver con algunas dificultades en las obras públicas. El gobierno nacional paralizó las obras de infraestructuras en el año 2018 y también se han visto virtualmente paralizadas o no iniciadas algunas obras que estaban aprobadas en el año 2017.El tercer lugar tiene que ver con alguna subejecución del crédito presupuestario. En estos dos últimos aspectos, por el lado de la obra pública, la UNER tenía dentro de sus planes el inicio de la construcción de la escuela secundaria en Concordia, la remodelación de la fachada de la Facultad de Ciencias Económicas y otra obra más en Concordia, que tiene que ver con un sector de posgrado para las facultades que están allí, algo que no ha podido iniciarse en este año”.

Sobre el tema presupuestario, Sabella explicó que “en el caso de la subejecución presupuestaria, la UNER tenía asignado un prepuesto de 35 millones en planilla B que tiene que ver con el desarrollo de una expansión de la Universidad en municipios del interior de la Provincia de Entre Ríos, que, ante esta situación de cierta incertidumbre respecto a la habilitación de este crédito presupuestario. Este es un programa que estamos analizando cómo llevamos adelante su implementación dado la posible inexistencia de este crédito presupuestario.Este contexto, que se suma además a una situación macroeconómica del país, bastante compleja y difícil, en donde este año se pensaba en una inflación del 10% y hoy ya se habla de una inflación que superaría el 30%, acompañado por un proceso devaluatorio del peso argentino que ha sido significativo en estos meses, hace que toda esta situación económico social sea bastante compleja”.

Ante este panorama económico y político, Sabella entiende que en la problemática actual “han confluido distintos factores que tienen que ver, por un lado, con esto que hablábamos al principio, con la pérdida del poder adquisitivo de los salarios. A su vez, en el caso de UNER, que tiene el 50% de sus estudiantes que proviene del interior de la Provincia, se les hace difícil en este contexto poder continuar con sus estudios de manera normal, lo cual también se ha visto complejizado por algún recorte en los programas de becas nacionales. Esto hace confluir un conjunto de factores que hace que el reclamo por el mantenimiento de derechos, por el reclamo de una educación pública de calidad, gratuita, laica y de ingreso irrestricto, sea un factor común que aglutina en el reclamo a distintos sectores de la comunidad. Esto es lo que se está viviendo hoy con mucha expectativa y que está siendo observado también con alguna preocupación porque, como gestionadores de la Universidad nos vemos en la obligación de intentar dar respuesta en los aspectos que compete a nosotros”.

Esta preocupación también fue trasladada al poder político provincial, haciendo “llegar la información que nosotros creemos más adecuada, tanto al gobernador de la provincia como a los legisladores nacionales y también provinciales, para ponerlos al tanto de esta situación fundamentalmente porque el programa de expansión y las distintas actividades que desarrolla la UNER tiene que ver mucho con su territorio, con las necesidades de los distintos municipios en los que la Universidad tiene una fuerte inserción” confirma Sabella, a la vez que amplia expresando que “en este marco, nosotros pensamos que el apoyo de esos actores, que no tiene nada que ver con miradas partidarias o políticas, sino con necesidades educativas de la población de la provincia, creo que el apoyo de estos distintos sectores nos va a permitir tener una gestión exitosa en relación a esto que venimos gestionando, justamente, y que tiene que ver con algunos programas y actividades que la Universidad iba a desarrollar durante este año, que estaban previstos en la Ley de Presupuesto y que en estos momentos estamos en la incertidumbre si vamos a poder realizar”.

Sabella también se refirió a la toma de las facultades de Ciencias de la Educación y de Trabajo Social de la UNER por parte de alumnos: “al igual que en otras universidades nacionales públicas, hay dos comunidades de dos facultades que han decidido la toma de la casa de altos estudios como una manera de expresar su disconformidad con las políticas actuales. Nosotros somos respetuosos de la autonomía de las distintas facultades. Hay otras siete facultades que han considerado que la situación actual se puede visibilizar de otra manera y en este sentido apoyamos firmemente las demandas de estas comunidades, como así también marcamos que se respeten las distintas miradas y las distintas maneras que quienes formamos parte de la comunidad creemos más adecuado manifestarnos. Confiamos en que estas situaciones puedan ser solucionadas rápidamente porque en verdad nuestros estudiantes quieren estudiar, en verdad nuestros trabajadores quieren trabajar porque pensamos que es la manera en que aportamos soluciones a la sociedad en la cual nos encontramos inmersos”.

Por último, el Rector de la UNER cerró afirmando que “la situación es esta, de desafío, de saber que tenemos que seguir trabajando para que nuestros estudiantes y trabajadores no pierdan derechos y podamos seguir brindando una educación pública y de calidad que ha caracterizado durante los últimos años a la Universidad Nacional de Entre Ríos”.

Fuente: UNER Noticias

Comments

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright © 2018
Facultad de Ciencias de la Alimentación.
Universidad Nacional de Entre Ríos.

Contáctenos